logoyucatan

Intensa Jornada Cultural en la UNO

Fecha: 24 de Oct de 2013

Compartir en:

Galeria




Con un intenso programa de actividades culturales y académicas, la Universidad de Oriente trabajó hombro con hombro con los dignatarios y habitantes de las comunidades para impulsar y difundir los saberes tradicionales sobre la medicina, la naturaleza y la solidaridad. En el marco del Festival Internacional de la Cultura Maya 2013, la Universidad de Oriente, encabezada por el rector, Dr. Carlos Bojórquez Urzaiz, convocó a los estudiantes de sus licenciaturas para realizar un recorrido en el sendero que une a Xocén con Kaxoc acompañados del grupo Meyáj Saay que impartieron un taller de Observadores de Aves, para crear conciencia sobre la importancia de conservar la naturaleza y la diversidad de pájaros que abundan en la zona. En punto de las 07:00 horas, la agrupación Meyáj Saay, que significa "trabajo de hormiga", explicaron que el suyo es un proyecto comprometido con el cuidado del medio ambiente y aprovechamiento de la riqueza ecológica en el Oriente de nuestro Estado, los egresados de la UNO desarrollaron un trabajo en equipo para crear rutas turísticas dedicadas a observar la variedad de aves que existen en los alrededores de Valladolid.


Educando por la paz

Los niños de las primarias bilingües de Kanxoc y Xocén se dieron cita en las entradas del sendero donde participaron en la presentación taller del libro "El Niño que Dibuja" de los reconocidos artistas René de la Nuez y Mercedes Carrillo, quienes a través de la magia de la pintura les enseñaron a conocer su cuerpo. Las actividades estuvieron a cargo del grupo cultural Mayaon y los alumnos de la licenciatura de Lingüística y Cultura Maya de la UNO, quienes hicieron varias dinámicas para que los niños dibujen su situación, despierte su imaginación así como los invitaron a crear relatos a partir de la historia que les contaron. Con un estilo propio del caricaturista René de la Nuez y la prosa de Mercedes Carrillo, el libro nos cuenta la historia de un niño que desde su visión esperanzadora desafía las leyes de la lógica para que la imaginación fluya hasta convertirse en una fuente de autodescubrimiento de su cuerpo y las diferencias entre masculino y femenino.


Encuentro de médicos tradicionales mayas

En la Universidad de Oriente se dieron cita los médicos tradicionales mayas de las comunidades de la región para compartir con el público en general y los universitarios sobre su visión de sanación a travás de la infusión de plantas medicinales y armonización del espíritu, cuerpo y mente. En la actividad coordinada por los profesores investigadores de la UNO, Dr. Javier Hirose López, Dr. Lázaro Tuz Chi y Dr. Iván Batum Alpuche, expusieron los médicos mayas que la medicina tradicional es integral, porque la sanación está íntimamente ligada con el alivio del ser humano en mente, cuerpo y espíritu así como en la restauración de la relación armónica entre la naturaleza, la comunidad y el cosmos. Los médicos mayas que se dieron cita fueron Emilio Tuz Caamal, Hierbatero de Chichimilá; Ma. Sixta Un Cutis, Partera de Cuncunul; Lucía Poot Chi, Sobadora y hierbatera de Valladolid; Alfonso Dzib, H´men de Xocén; y de Hunucú, Santiago Olavo Canché Cahun, Huesero; Isabel Cahun Castro, Partera y Rosalía Dzul Ciau, Partera. En ocho salones estuvieron los médicos tradicionales enseñando sus técnicas de sanación que fueron desde la prevenci´n de enfermedades, prácticas curativas y herbolaria. Como parte de las actividades, ofrecieron sus servicios a quienes necesitaban consultar sobre alguna dolencia. En el marco del evento, el Dr. José Luis Hernández Marín dictó una conferencia denominada La medicina maya en los consultorios médicos, y un documental sobre las plantas medicinales así como se hicieron varios recorridos por el sendero ecológico que bordea la UNO. En la clausura del evento, Bojórquez Urzaiz agradeció la presencia de los médicos mayas así como recordó en el plano cotidiano conservan varias fuentes de conocimiento, entre las que destacan las plantas medicinales, el conocimiento de la naturaleza y el respeto de la misma. Las actividades cerraron con una amplia participación por parte de los habitantes de las comunidades de la región, quienes aprovecharon los foros y espacios existentes para colaborar con la difusión de su cultura.